¿En qué consiste el mantenimiento del aire acondicionado?

Cuando instalamos un aparato de aire acondicionado hay que tener en cuenta que durante toda su vida útil es más que recomendable realizar un mantenimiento del mismo. De esta manera, garantizamos que el equipo funcione adecuadamente, mejoramos su rendimiento y evitamos la aparición de posibles averías.

¿Cómo se realiza el mantenimiento del aire acondicionado?
Antes de comenzar con el mantenimiento de nuestro aire acondicionado, en el caso de que sospechemos que el equipo no está funcionando correctamente, recomendamos contactar con un profesional del aire acondicionado para que supervise la instalación y verificar el rendimiento del aparato, que no se encuentren elementos que obstruyan las salidas, ni tampoco fugas de refrigerante, etc.

La unidad interior del equipo de aire acondicionado requiere de un mantenimiento sencillo que puede realizar el propio usuario. Por un lado, debemos realizar la limpieza periódica de los filtros de aire acondicionado y por otro, la limpieza del desagüe. De esta manera, se evita que la suciedad se acumule dentro de la unidad interior, lo que provoca que el rendimiento del equipo baje, se produzca un mayor consumo energético e incluso puede ocasionar fallos o averías.

Limpieza general de la unidad interior
Para garantizar su correcto funcionamiento, evitar la proliferación de bacterias pero también para mantener la estética del equipo, es conveniente realizar una limpieza superficial de la unidad interior, usando los productos adecuados (no abrasivos).

Mantenimiento de la unidad exterior
La unidad exterior contiene alguno de los principales componentes técnicos del aire acondicionado: compresor, intercambiador, refrigerante… Las unidades exteriores se colocan casi siempre a la intemperie, por lo que es conveniente revisarlas y limpiarlas superficialmente de forma regular para que no se produzca acumulación de suciedad y garantizar que ningún agente externo esté obstruyendo el paso del aire ni las rejillas del ventilador.

En caso de que la unidad exterior cuelgue de la fachada, es muy importante verificar el estado de los soportes del equipo para evitar accidentes.

Confía siempre en la garantía de que sea un técnico profesional quien revise y se ocupe del mantenimiento de tus equipos o sistemas de climatización, ya que de esta manera obtendrás un mejor rendimiento energético y alargarás su vida útil.